WHIP AROUND
Escrito por MIRIAM CASTRO HUERGA, martes 23 de enero de 2018 , 13:17 hs

¿Has tenido alguna vez la experiencia de haber preguntado a tu alumnado si habían comprendido algo y llevarte la sorpresa después de que no era así? Una buena forma de comprobar hasta qué punto se han comprendido los temas tratados es la estrategia de Whip Around.

 

¿Qué es la estrategia de Whip Around?

 

Esta estrategia de evaluación formativa, que suele servir de cierre a una sesión o secuencia de aprendizaje, permite al docente comprobar el grado de comprensión del alumnado de dicha secuencia de manera grupal.

 

El término whip no hace referencia a un “látigo”, como en principio podríamos pensar, sino a la forma y ritmo en que se desarrolla la actividad, aludiendo al hecho de colecta de respuestas.

 

El docente lanza una pregunta abierta y va eligiendo al alumnado, al azar, asegurándose siempre de que todo el alumnado tenga opción de contestar. Es importante destacar que no hay una respuesta correcta o incorrecta. Únicamente al final de la ronda, cuando todo el alumnado haya contribuido, el docente puede hacer una pequeña revisión del material y corregir aquellos errores o malentendidos que haya percibido en las respuestas.

 

 

¿Cómo llevar a cabo el Whip Around?

 

En el Whip Around, se pide al alumnado que conteste a una pregunta siguiendo alguna de las siguientes pautas:

 

§  Indicar algo que acaben de aprender en la sesión formativa.

§  Contestar en un papel a las preguntas que el docente ha escrito en la pizarra. Esto es especialmente efectivo con el alumnado que es más introvertido.

§  Plantear cualquier duda que se le haya planteado a raíz de los temas tratados.

 

La idea es que, una vez lanzada la pregunta, cada alumno, rápidamente, vaya compartiendo, de manera concisa, la respuesta que haya escrito. Si dos alumnos coinciden en su respuesta, el segundo debe elaborar y/o añadir más información a la respuesta inicial con evidencias que respalden la respuesta, ejemplos, etc.

 

En el caso de que el alumnado no tenga una respuesta preparada, tiene la opción de “pasar” en ese momento para que tenga la oportunidad de elaborar una respuesta con la que contribuir a la ronda.

 

Una vez terminada la ronda de respuestas, conviene que el alumnado debata sobre las ideas y temas que han surgido en las mismas. Éste es el momento también para que el docente haga una pequeña revisión de aquellos errores o malentendidos detectados en el desarrollo del Whip Around.

 

¿Cuándo realizar el Whip Around?

 

El Whip Around puede realizarse en diferentes momentos formativos, dependiendo de los propósitos que sirva:

 

§  A modo de rompehielos, con el objeto de propiciar un clima seguro de aprendizaje.

§  Al comienzo de una sesión formativa, a modo de lluvia de ideas, con el objeto de establecer cuáles son los conocimientos previos que el alumnado tiene sobre un tema.

§  Durante una sesión formativa, a modo de transición entre temas o actividades.

§  Al final de una sesión o secuencia formativa, a modo de cierre de la misma, con el objeto de comprobar el grado de comprensión del alumnado del tema tratado a lo largo de la misma.

 

Algunos formatos de Whip Around

 

El Whip Around puede adoptar diferentes formatos:

 

1.      Arriba y Abajo:

Una vez el alumnado ha escrito sus respuestas a las preguntas planteadas, el docente solicita al alumnado que se ponga de pie. En caso de que su idea sea mencionada por un compañero, se puede sentar. En caso contrario, permanece de pie. Este método fomenta la atención y la escucha en el aula.

2.      Una palabra:

En este caso, se propone un tema y no se permite al alumnado tomar notas sino que tienen que hacer una contribución con la palabra que primero les venga a la mente.

3.      Encuesta:

Salen entre 3 y 5 alumnos al encerado y comparten sus respuestas. Después se realiza una encuesta con el resto de la clase sobre quién comparte las mismas ideas, tomando nota de ello.

Si se da el caso de que haya respuestas que no aparezcan en la lista inicial recogida en el encerado, se repite el mismo sistema.

Una vez terminada(s) la(s) ronda(s), se clasifican las ideas de acuerdo a los resultados de la votación.

4.      Elige una frase:

         Esta técnica se puede usar cuando se trabaja con literatura. Una vez leído el texto, se solicita al alumnado que elija una frase que le haya resultado interesante o que contenga una idea importante del texto. Este formato resulta de especial utilidad al comienzo de una sesión formativa, tras la lectura de un texto, con el objeto no solo de refrescar los temas principales de la misma sino también para centrar a aquel alumnado que no haya podido completar la tarea.

 

¿Te animas?



Agregar comentario
Comentarios
Calendario
octubre 2019
lumamijuvido
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
 
Categoría
 
Los más comentados
 
Archivo
 
Reportes
Cantidad de posts: 433
Cantidad de comentarios: 42
 
Últimos comentarios
 
Etiquetas